En esa lagrima condensada, cautiva la pasión


delicado cristal, frágil prisión;


incapaz de soportar las ardientes llamas...


deslizándose trémula hacia la nada,


al fin se desvanece:


Evaporada!!!

sábado, 26 de julio de 2014

Puntos supensivos

Hubo un día
en otros tiempos
que nos amamos tanto
que nos consumió
la pasión
pura, intensa y ardiente
se llevo
cualquier atisbo de razón
sin mañanas, peros, ni quizás
nos despedazamos
el uno al otro
sin piedad
hasta que
de nosotros
no quedo nada...
Tanto nos amamos
Así la locura
acrecentó
nuestros miedos
alimentadose
de nuestro llanto;
sordos y ciegos
nos aferramos
a aquellos restos
del naufragio.
Tanto nos amamos!
Perdida la cordura
incendiamos
todo a nuestro paso.
Fue así como
poco a poco
olvidamos
cuanto nos amamos.
Nuestros dedos dibujaron
figuras imposibles,
arcanos
de besos que mueren,
esperando...
Tanto nos amamos!

Y en la interminable
madeja de reproches
de silencios
de pasos no dados
poco a poco
nos fuimos
despedazando...

Tendidos sobre la arena
cuerpo a cuerpo
yacimos olvidados
Perdidos los recuerdos
de aquellos
senderos de invierno
de aquellos labios
de aquellos besos
de piel contra piel
en ese combate
a muerte
que libramos
desde que tu y yo
nos conocemos.
Así, como tantas veces
nos amamos
yacimos juntos
y despedazados.

Dos corazones laten
bajo los resquebrajados
caparazones.
Pum, pum, pum...

El trueno avisa:
habrá tormenta!

Se alzan sobre la arena
los ensangrentados
corazones
mientras un oportuno
relámpago
ilumina
con su destello
la escena...

Reconoce el corazón del pirata al corazón de la sirena

Arrecía la tormenta
que ha de convertir
los sanguinolentos cuerpos
en espuma, sal y arena.

Almas purificadas

Quienes sueñan, 
quienes aman, 
quienes no pierden la fe, 
ni sienten la desesperanza 
ellos no han de cumplir 
la dura condena 
del amor que se desvanece
con la bruma en la mañana.



No dejes que te atrape la oscuridad.
En algún lugar del Mare Nostrum habita el corazón de esa sirena.

Puntos suspensivos...

Desde un lugar del Mare Nostrum

JackSparragoss

domingo, 23 de febrero de 2014

La condena


Quise arrancar de mi corazón la poesía 
silenciar el verbo que la daba vida
fracturada la belleza que su piel envolvía
quise arrancar, con dolor, de mi pecho la poesía


.......

Escupí una y otra vez,
sangre sobre la arena
heridas, golpes y cortes
fueron mi condena
Busque silenciar su canto
ahogar su llanto 
con la dura letanía 
de estos puños ensangrentados
Por cada golpe recibido!
por cada intento
de alcanzar la gloria;
de rozar con estos dedos 
el cielo  de tus labios
Por cada fracaso! 
por cada intento
de hundir tu memoria 
en los mares del olvido...
Por cada uno de esos días 
malgastados
sin una sonrisa;
sin una flor 
en este jardín amargo...
en forma de canción
una y otra vez
regresaba la poesía
a este corazón


.......

Silencio.

Silencio!
Mientras se rueda
este mundo 
que no espera,
ni se detiene
a contemplar atardeceres
Que no espera!
Solo halla silencio y muerte.

Alguien desde la cumbre grita: 
Adáptate o muere!
.......

Tatué veredas y senderos
sobre esta piel herida
con cada linea 
de tinta y sangre
dibujó mi alma,
el mapa que conduce 
una y otra vez,
irremediablemente
a la dulce melodía
de tu risa.


.......

Rendí mi piel 
al sol del mediodía
sorbí aquellas 
lágrimas desesperadas
enjugando el llanto 
sobre esta tierra marchita 
Decidido, sin miedo
a enfrentar esa vida 
que te devuelve 
cada golpe
cada corte, 
cada herida...

JackSparragoss 

Desde algún lugar del Mare Nostrum



martes, 8 de octubre de 2013

Convicción

Caen los sueños como cae la arena
marcando el tiempo que no regresa
Se quiebran, como el cristal
que cada minuto apresa

No rendiré, jamás
sin luchar mi corazón
Resistiré!
Para ver(y veré) amanecer

JackSparragoss

lunes, 18 de marzo de 2013

La perla




En el reflejo nacarado de una perla, quiso mi padre, inscribir la imagen de aquel infante sonriente que le regalaba alegría con cada una de sus miradas inocentes.
Y así, cada vez que asomaba mi tímida mirada al reflejo de aquella perla nacarada,  por duros avatares que la vida me enviase, la imagen devuelta por aquella vieja lágrima de los mares, era siempre la de aquel niño inocente que adoraba a su padre.

Para él.

JackSparragoss

domingo, 10 de junio de 2012

Espuma, sal y arena


Cuando muera, que algún día moriré
se perderá mi lamento 
en el suave rumor de las olas
se borrara cada letra que, para ti, 
escribí sobre la arena
El vaivén ancestral de las mareas
acompañara el ondear de mi bandera
mientras se olvida 
en la memoria de la tormenta
el sabor de los besos 
que le dio un pirata a su sirena

Solo somos espuma, sal y arena

Desde algún lugar del Mare Nostrum


JackSparragoss